Las bajas temperaturas son sinónimo de ingenio y creatividad para conseguir que nuestra casa alcance un ambiente lo más cálido y agradable posible, sin tener que pagar un alto precio por ello. En este sentido, las energías alternativas son una buena opción para ahorrar algo de dinero a fin de mes, poner nuestro granito de arena en el cuidado del medioambiente y hacer de nuestra vivienda un lugar mucho más acogedor. Te contamos los aspectos más importantes acerca de las estufas de pellets.

 

Todo lo que debes saber sobre las estufas de pellets

 

El uso de pellets ha supuesto una auténtica revolución en los últimos tiempos, en lo que a sistemas de calor se refiere. En concreto, el pellet es un tipo de combustible que se obtiene directamente de la naturaleza a través de serrín, virutas o astillas. Dado que es un combustible 100% renovable que se aprovecha de residuos vegetales, esta forma de obtener calor es mucho más ecológica que otras: las emisiones de CO2 que emite son mínimas y se asemejan al que desprende un árbol cuando se descompone.

 

Este material se suele comprimir a mucha presión y el producto resultante se caracteriza por su gran poder calórico y de combustión. Su precio, sin duda, es mucho menor que otras fuentes de energía, como el gas o la gasolina. Además, si te preocupa que produzca malos olores, debes saber que ni tan siquiera provoca humo.

 

Para quienes ya cuenten en casa con una estufa de pellets o estén pensando en comprar una, es importante tener en cuenta que los pellets con Calidad Certificada EN A-1 ofrecen mayores garantías, tanto de calidad como de rendimiento.

 

 

¿Cómo funcionan este tipo de estufas?

Las estufas de pellets funcionan de una forma muy similar a las de leña, aunque con algunas diferencias. Un modelo de pellets aprovecha mucho más la energía, gracias a la función del ventilador que consigue expandir el calor por una superficie más amplia.

 

Es necesario que la estufa esté enchufada a la corriente eléctrica para que se desplace el pellet desde la cámara de almacenamiento a la de combustión. En esta zona se quema y la emanación que se genera sale al exterior a través de un tubo de salida de gases que incorpora.

 

 

¿Qué se necesita para la instalación de una estufa de pellets?

Lo primero es decidir el lugar donde se colocará la estufa, de tal forma que pueda llegar el calor a todos los rincones. Es recomendable elegir un lugar sin demasiados objetos alrededor para que la calidez se expanda sin problemas, sobre todo lejos de cortinas o alfombras. También se debe proteger el suelo, fundamentalmente si es de madera o moqueta, colocando algún tipo de material aislante debajo de la estufa.

 

Después de ello, habrá que contar con una salida de humos y un enchufe a la corriente eléctrica. Una vez que ya esté instalada, podrás disfrutar de múltiples ventajas, como por ejemplo programar el horario de encendido y apagado.

 

 

¿Implica algún riesgo la utilización de estas estufas?

Además de lo que hemos comentado anteriormente sobre la necesidad de aislar el suelo en la zona donde se coloque la estufa, también hay que evitar poner ropa sobre la parte trasera de la misma.

 

No hay que olvidar que el cristal de la estufa puede quemar, ya que alcanza temperaturas bastante altas. Por ello, si hay niños en casa, hay que tener un especial cuidado para evitar posibles accidentes. En cualquier caso, las estufas de pellets tienen una combustión limpia y su funcionamiento es totalmente seguro.

 

 

Todo lo que debes saber sobre las estufas de pellets

Cuidados básicos de mantenimiento

  • Dado que este tipo de estufas generan cenizas, será necesario limpiarlas casi a diario.

 

  • La cámara de combustión se debe limpiar una vez a la semana para eliminar cualquier resto.

 

  • Es aconsejable limpiar la estufa a fondo al menos dos veces al año.

 

  • Habrá que realizar una revisión de los parámetros cada dos años aproximadamente siguiendo las indicaciones del fabricante.

 

  • Es recomendable conservar los pellets en un lugar seco durante el tiempo en el que no se vayan a utilizar.

 

Las estufas de pellets pueden calentar una vivienda de tamaño medio e incluso, según las necesidades de cada casa, utilizarse como complemento de otros sistemas de calefacción. Por suerte, en la actualidad existen múltiples soluciones de climatización que se adaptan perfectamente a lo que necesita cada cliente: solo hay que buscar la opción que aúne máxima garantía y eficiencia energética.

Relacionados

El papel del VDI en la seguridad y protección de u... Las nuevas tecnologías han supuesto una revolución en todos los sentidos. También en el sector empresarial, donde han actuado como fuerte motor de cam...
Junkers lanza el primer cronotermostato inalámbric... La marca de la división Bosch Termotecnia ha presentado su última novedad en controladores modulantes: se trata del CR 80 RF, el primer cronotermostat...
Grandes retos de la domótica La domótica es ese sueño de ciencia ficción que integra los sistemas de seguridad, la gestión de la energía, nuestro bienestar y las comunicaciones pa...
Wind-free, el nuevo aire acondicionado de Samsung Ahora que comienza a acercarse el verano, es tiempo de informarse de las novedades que nos traen las grandes marcas en cuanto a aire acondicionado se ...