A menudo surgen estudios sobre la aplicación de energías renovable en industrias, empresas y domicilios para ayudar a preservar el medio ambiente y disminuir los efectos negativos del cambio climático. La energía solar térmica de baja temperatura se alza en el mercado como una opción de energía limpia, eficiente y económica. En concreto, se utiliza para calentar líquidos, agua normalmente, pero no para la producción de electricidad, a través de la energía captada del sol para temperaturas no mayores de 65 grados.

energía solar a baja temperatura

Asimismo, su uso es válido para calentar agua de sistemas sanitarios tanto en hospitales como en hogares, para calentar el agua de las piscinas, para circuitos de los hogares como agua caliente o calefacción y en las industrias, para aplicaciones como la pasteurización o el lavado de ropa. Su instalación, junto al mantenimiento, es fácil y económica.

Circuitos de instalación de energía solar térmica

La instalación de energía solar térmica baja temperatura cuenta con tres circuitos que se encuentran conectados y permiten la captación de la energía solar, la transformación de la misma y el suministro final. El circuito primario está compuesto por los paneles solares encargados de captar la energía del sol y transportarla hasta el circuito secundario o hidráulico.

Este segundo circuito es el encargado de transformar la temperatura del agua gracias al efecto del sol y de que sea transportada a través de tuberías al circuito terciario. Finalmente, el agua ya caliente llega a un acumulador que es el encargado de distribuir el agua caliente a los distintos puntos de consumo, como fregaderos, duchas, lavabos, piscinas, radiadores…

Elementos del circuito de energía solar térmica

Los elementos fundamentales del circuito son los paneles solares, el circuito hidráulico, el transformador de calor, las bombas de circulación, el acumulador, la red de tuberías, el sistema de regulación y el sistema de apoyo. Cada uno de estos elementos es esencial para el correcto funcionamiento del sistema de energía solar térmica de baja temperatura.

– Paneles solares. Distintos de los paneles fotovoltaicos, ya que los de este sistema no producen electricidad, simplemente captan la energía proveniente del sol. Se componen de una cubierta transparente de cristal fino y una placa que absorbe dicha energía. Su funcionamiento está basado en el efecto invernadero.

Es necesario que estén orientados correctamente, teniendo en cuenta el hemisferio y la latitud en la que se sitúa la instalación. Si está situada en el hemisferio norte, deberá orientarse hacia el sur. Respecto a la inclinación, deberá ser mayor cuanto más alejada se sitúe del ecuador, quedando en horizontal si se sitúa sobre este.

– Circuito hidráulico. Se encarga de transportar el agua ya caliente a través de la instalación y hasta el punto final del circuito.

– Intercambiador o transformador de calor. A través de la red de tuberías transporta la energía proveniente del sol y a su vez ejerce calor sobre el agua, cambiando la temperatura de la misma hasta un total de 65 grados.

– Bombas de circulación. Se encargan de mover los caudales de agua.

– Acumuladores de inercia térmica, encargados de mantener el calor del agua para cuando sea necesario su uso.

– Red de tuberías. Es la encargada de transportar el agua caliente desde la captación hasta su uso final.

– Sistema de regulación. Se encarga de optimizar y regular el funcionamiento, para evitar averías por sobrecalentamiento, gracias a diferentes sensores.

– Sistema de apoyo. Es el encargado de suministrar energía de forma auxiliar en el caso de que la energía proveniente del sol no fuese suficiente o se haya agotado.

En definitiva, el sistema de energía solar térmica baja temperatura es ideal para calentar el agua de industrias y hogares hasta una temperatura no superior a los 65 grados.

Relacionados

Los 7 proyectos de energías renovables más ambicio... El uso de combustibles fósiles para la generación de energía disminuye a medida que aumenta la preocupación por las emisiones de CO2 y su impacto en c...
Sistemas de aprovechamiento de la biomasa En la Unión Europea, la biomasa es la más importante y utilizada de las energías renovables, con previsiones para el futuro de aún mayor crecimiento, ...
Los mejores proyectos en energías renovables Pocos dudan ya de que las energías renovables son una alternativa no de futuro sino de presente y que constituyen un importante avance para la humanid...
Utilidades y características de la energía azul La preocupación por el aprovechamiento de recursos energéticos renovables, que todavía asumen una pobre repercusión en el consumo mundial de energía (...