La iluminación forma parte imprescindible en el diseño de interiores, no solo para dotar de claridad a los espacios, sino porque en sus distintas expresiones, tonalidades e intensidades contribuye como otro elemento decorativo de los entornos cerrados y aporta diferentes funcionalidades.

iluminación decorativa

En el caso del diseño de iluminación por capas, se requiere de un dominio profesional acerca de las distintas luces existentes y cómo éstas pueden ser aprovechadas en conjunto para conseguir mayor dinamismo, contraste, matices cromáticos de los objetos del área, textura, volumen incluso profundidad; favoreciendo la proyección de diversos escenarios de acuerdo a la destinación práctica de los espacios (local comercial, hogar, cocina, sala, comedor, habitación u oficina, entre otros espacios).

 

Qué es la iluminación por capas

Se entiende como tal la técnica de iluminación que consiste en combinar varias capas de luz dentro de un mismo espacio. Para lograrlo, usualmente se armonizan cuatro capas de luces ubicadas estratégicamente con el fin de encontrar un balance de iluminación en el lugar, e igualmente darle atractivo y personalidad.

 

Capas de iluminación

Atendiendo a la distribución de los elementos lumínicos, existen 4 capas de iluminación o escenarios que se corresponden con los distintos propósitos de su aplicación.

 

Primera capa. Luz natural

Aunque la luz natural no puede ser controlada o manipulada, pensar en ella como insumo de iluminación en interiores forma parte de una planificación arquitectónica o de diseño; consiste en el aprovechamiento de la luz proveniente del exterior que se abre espacio a través de las ventanas, tragaluz o claraboya.

En función del alcance que la luz natural pueda tener en el lugar, su angulación de incidencia e intensidad frecuente, es que se empieza a programar la ubicación y distribución de las otras capas de luz.

 

Segunda capa. Luz general o de ambiente

La luz de ambiente, específicamente, constituye una capa de iluminación artificial base; permite suministrar niveles generales de claridad prácticamente en toda la superficie de la estancia, dándole uniformidad al espacio, amplitud visual y destacando los colores que lo componen, su temperatura e intensidad.

Comúnmente se emplea esta luz en espacios de actividades que requieren una potente iluminación para lograr una mejor visibilidad durante la acción realizada, como es el caso de la sala de cocina y el dormitorio; también suele instaurarse en lugares de tránsito frecuente como los pasillos y baños.

 

Tercera capa. Luz de acento

Esta iluminación se caracteriza por ser más brillante y decorativa. Su función es crear contrastes que despiertan interés visual sobre objetos como cuadros de pared, esculturas o elementos arquitectónicos, destacándolos o acentuando sus características. Puede aplicarse de distintos modos: como luz trasera o de fondo (ubicada detrás del objeto), luz directa de exhibición (enfoca directamente el objeto), focos orientables, luces de suelo, proyectores en carril y cintas autoadhesivas de ampollas led.

 

Cuarta capa. Luz de trabajo

Es una luz de complemento también conocida como luz de tarea y su principal función es facilitar la concentración o foco visual ante una acción específica como leer o tejer, minimizando los esfuerzos de la vista gracias al brillo que proyecta, pero sin originar deslumbramiento. A su vez, suele utilizarse en lámparas de mesa con luz cálida para recrear un espacio de mayor intimidad cuando no resulta necesaria la activación de la luz general.

La importancia de planificar la iluminación de interiores radica además en que la disposición de luz puede influir en el estado anímico de las personas. Así, un espacio de trabajo frecuente con una luz fija muy tenue o cálida como un cuarto de estudio o la cocina, puede desencadenar fatiga visual en el individuo, lo cual supone haber diseñado una iluminación ignorando las actividades habituales para las que está pensado ese espacio.

Relacionados

¿Cómo funciona una Smart Grid? La industria eléctrica está cada vez más llamada a una transformación: una evolución de una red centralizada a una más derivada que exija una mayor in...
Optimización en sistemas de iluminación Los sistemas de iluminación eficientes deben procurar intervenir en dos aspectos: el máximo confort visual con el mínimo consumo de energía. El reto m...
Las maneras más originales de generar electricidad... La observación de la electricidad y la búsqueda de formas para generar esa electricidad han sido una constante a lo largo de la historia de la humanid...
El reciclaje de lámparas y luminarias, una apuesta... La tendencia hacia una economía más eficiente y la apuesta firme de la Unión Europea por la economía circular no se detiene. Todos los productos son s...