¿Cómo funciona un interruptor automático magnetotérmico y cómo elegir el adecuado?

magentotermico

¿Cómo funciona un interruptor automático magnetotérmico y cómo elegir el adecuado?

Un interruptor automático magnetotérmico es un dispositivo diseñado para la protección de las instalaciones eléctricas. Su capacidad magnetotérmica de corte permite interrumpir el flujo de la corriente o la intensidad brevemente para evitar perjuicios en la red, la instalación o cualquier dispositivo conectado.

Simbología de los magnetotérmicos

La elección de la simbología depende de las características de cada instalación, lo que da lugar a tres grupos principales.

  • Símbolo único. Se coloca en una caja precintable, con altura aproximada de entre metro y medio y dos metros.
  • Cuatro símbolos. Se deben instalar en los cuadros de distribución, con un poder de corte mínimo de 4,5 kA.
  • Dos símbolos. También se instalan en los cuadros de distribución, aunque, en caso de tratarse de una corriente no senoidal, deberán usarse diferenciales de tipo A.

¿Cómo funciona un magnetotérmico?

El funcionamiento de los interruptores magnetotérmicos se produce por la interacción de dos mecanismos interiores de apertura, con los que se conforma una barrera de protección entre el cortocircuito y los elementos conectados a la instalación. Estos elementos son un interruptor de bimetal y un electroimán, que dan lugar a la doble defensa térmica y magnética que identifica estos dispositivos.

¿Qué tipos de magnetotérmicos hay?

Hay muchas formas de clasificar estos dispositivos. Por ejemplo, en función de su intensidad nominal, puede distinguirse entre estos.

  • Dispositivos magnetotérmicos de 25 A. El estándar para todo electrodoméstico con una carga bastante alta. El calibre del cableado debe situarse en torno a los 6 mm2.
  • Dispositivos magnetotérmicos de 20 A. Sirven para cualquier electrodoméstico que consuma una corriente de entre 16 y 20 A. El calibre del cable debe oscilar alrededor de 4 mm2.
  • Dispositivos magnetotérmicos de 16 A. Se implantan en las tomas corrientes generales del inmueble para mantener protegidos los electrodomésticos que menos consumen. Las medidas del cableado se reducen a 2,5 mm2.
  • Dispositivos magnetotérmicos de 10 A. Solo se suelen utilizar para proteger un circuito de iluminación, con un cableado habitual algo inferior a 2 mm2.

Estos dispositivos también pueden clasificarse en función de los números de polos necesarios para adaptarse a cada tipo de corriente, lo que da lugar a las categorías siguientes.

  • Unipolar. Se emplea en circuitos con una fase o de tipo monofásico.
  • Bipolar. Se utiliza en cualquier circuito con doble fase o una fase y neutro.
  • Tripolar. Se distribuye para los casos de tres fases, sin neutro.
  • Tetrapolar. Para circuitos mayores o compuestos de tres fases y neutro.

Protecciones

La protección de estos dispositivos es doble.

magnotérmico
  • Magnética. Se activa por la inclusión de un electroimán surgido de la combinación de un núcleo de hierro con una bobina de alambre. Esta unión evita los cortocircuitos con una eficacia instantánea, que rara vez supera los cinco segundos, lo cual es una clara ventaja con respecto al bimetal, que funciona con mayor lentitud. La corriente nominal circula sin producir alteraciones o disparos, debido a que no se genera un flujo intenso de cortocircuito. Si el sistema detecta este tipo de corriente, se activa una potente fuerza de atracción de forma que, cuanto más cerca queda del electroimán, más gira la barra de disparo para eliminar la energía que se ha acumulado en sus bobinas.
  • Térmica. Esta protección se consigue por el interruptor surgido de la unión de dos láminas metálicas. Las características y los coeficientes de dilatación de estas láminas difieren entre sí, de modo que la corriente pasa por ellas como en un interruptor cerrado, siempre que la intensidad que circula no supere la intensidad máxima del dispositivo. Si la corriente que las va atravesando supera el límite de la corriente nominal del circuito, se produce una sobrecarga, con el consiguiente aumento de temperatura en las láminas y activación del mecanismo de apertura del circuito. Mientras se desdoblan las láminas, la curva de disparo que abre el circuito va girando en tal sentido. El tiempo que utiliza el bimetal para efectuar el disparo es inverso a la corriente, por lo que se disparará con mayor rapidez cuando la intensidad de la sobrecarga sea mayor. De esta manera, la curva de disparo establece el plazo de activación en función de la intensidad de la corriente.

Curvas de disparo

Estos aparatos vienen equipados con un sistema de interrupción instantánea o de disparo cuando la carga ha alcanzado o superado su capacidad de corriente nominal. El tiempo o la velocidad con que lo haga depende de su curva de disparo.

Conocer la curva de disparo es muy importante, ya que te permite saber qué dispositivo se adapta mejor a cada tipo de carga. Por eso, calificamos con las siguientes letras.

  • B. En estos casos, la curva es más rápida y se exige un alto nivel de carga, como ocurre con un generador o cualquier circuito con líneas de 100 metros o superiores.
  • C. Es un modelo estándar cuya velocidad de carga es característica de una instalación doméstica, por lo que pueden incluirse desde electrodomésticos hasta motores de escasa potencia.
  • D. La curva de disparo es lenta, algo frecuente en el sector industrial,, donde los equipos utilizados trabajan con elevados picos de corriente al arrancar.

¿Cómo puedes elegir un magnetotérmico?

Para encontrar el dispositivo adecuado, debes recordar lo siguiente.

  • La intensidad del aparato no debe ser inferior a la del circuito que va a proteger, mientras que su tensión nominal debe coincidir con la del circuito.
  • Procura escoger un modelo de corte omnipolar o con capacidad de cortar todos los cables de la instalación. Además, el poder de corte tiene, como mínimo, que igualar la intensidad del cortocircuito.
  • No olvides elegir aquellos modelos fabricados con materiales poco contaminantes y con un cableado suficientemente largo para cubrir toda la instalación.
  • Debes elegir el interruptor en función de sus curvas de disparo (básicamente, tipo C para uso general o vivienda y tipo D para un motor).

Conclusión

Como puedes ver, el interruptor automático magnetotérmico es de gran valía para lograr una instalación eléctrica sin riesgo de que se produzca un cortocircuito o sobrecarga en la corriente. Esperamos que, con la información que te hemos proporcionado, consigas encontrar el dispositivo que tu inmueble necesita.

Tu punto de venta online de Novelec Encuentra tu Novelec más cercano
No hay comentarios

Lo sentimos, el formulario de comentarios está cerrado en este momento.