A la hora de realizar una instalación profesional de fibra óptica, es necesario tener algunas consideraciones en mente. Una de ellas es la garantía de que el trabajo se está haciendo de acuerdo a la normativa internacional de este tipo de redes, bajo una certificación que lo acredite.

 

Certificación de fibra óptica

 

El objetivo de estas certificaciones es precisamente probar el correcto funcionamiento de la instalación, y de que el cableado de fibra no tendrá comportamientos inesperados antes, durante o tras su implementación.

 

 

Fibra óptica, a examen

El estado de una red de fibra óptica, por tanto, depende directamente de la calidad de la infraestructura sobre la que se asienta. Para verificar este estado, es necesario realizar un proceso de análisis que dé lugar a un certificado que pruebe que la fibra fue instalada de manera correcta.

 

Las pruebas de certificación servirán para exponer el rendimiento de la instalación de fibra óptica y comprobar que todas sus funcionalidades se están prestando con normalidad. Para ello, habrá que dar especial atención a algunas cuestiones como las características de la fibra óptica que se esté utilizando, su longitud, el número de conexiones…

 

 

Certificaciones: qué debemos saber

Las técnicas que usamos para realizar las certificaciones de fibra óptica son aquellas pruebas que se llevan a cabo para medir que el cable óptico en particular, y la instalación en general, siguen la normativa al respecto, según los estándares industriales.

 

Estos procedimientos tienen dos niveles. El primero hace referencia a la certificación básica, que mide la longitud, la polaridad y la atenuación o pérdida de inserción de la fibra. Para realizarla, se pueden utilizar fuentes de luz o medidores de potencia extra sencillos que midan si el enlace de fibra muestra menos pérdida que la permitida.

 

El segundo nivel complementa al primero e incluye, además, un trazado de medición de reflectrometría óptica en dominio del tiempo de cada enlace de fibra. Estas técnicas tienen un procedimiento a seguir muy reglado y pormenorizado, y se llevan a cabo con un OTDR.

 

 

Verificación con OTDR

Estas siglas hacen referencia a un reflectómetro de dominio de tiempo óptico, por sus siglas en inglés. Se trata de un instrumento óptico-electrónico que se usa profesionalmente para ver el rendimiento del cableado, mostrar anomalías a lo largo del cable y solucionar problemas, en caso de que aparezcan. Para usarse con fiabilidad, ha de estar debidamente calibrado y certificado por el fabricante o distribuidor autorizado.

 

Para ello, el OTDR medirá una traza, que servirá para identificar cualquier anomalía que ocurra y que no haya sido percibido en las mediciones de nivel 1. Es por esto último que resulta esencial realizar una certificación completa de la fibra, ya que así se puede acceder desde el primer momento a una verificación completa de la instalación, vigilando calidad y mantenimiento.

Relacionados

6 libros para el instalador imprescindibles "El que lee mucho y anda mucho, ve mucho y sabe mucho". No le faltaba razón a Miguel de Cervantes ya que, a pesar de los miles de entretenimientos que...
Sistemas de megafonía IP, la evolución del sonido... La tecnología avanza a un ritmo trepidante y los sistemas de megafonía no iban a ser menos. La última revolución tecnológica en este ámbito son los si...
El Data Center en la empresa Los Data Centers tienen un rol fundamental para el buen funcionamiento de varios servicios en el desarrollo de la vida cotidiana. Para comprender a fo...
Fabricación y usos de la fibra óptica La fibra óptica ha entrado en la vida de las personas para quedarse. Su importancia es tan evidente que la comunicación telefónica y digital ya no pue...