Iluminación exterior de fachadas

publicado en: Iluminación | 0

La iluminación de calles y edificios en la noche estimula la vida nocturna de las ciudades.

iluminación de fachadas

La iluminación de fachadas de edificios comerciales, edificios representativos, edificios históricos etc. dota a la ciudad de un valor añadido. Podríamos considerar tres tipos básicos para la iluminación de fachadas; cabrían algunos más, pero en este primer blog sobre iluminación de fachadas nos ceñiremos a estos tres.

El primero sería “Iluminación uniforme”. Con este tratamiento conseguiremos colocar dicha fachada en un primer plano respecto a las demás de su entorno. Un segundo tipo sería mediante “Acentos luminosos”, este sistema nos permite enfatizar elementos arquitectónicos de la fachada del edificio en cuestión. Por último “Iluminación rasante”, este nos permite modelar la fachada, así como visualizar las texturas de la misma.

Iluminación uniforme para fachadas

La herramienta más habitual para este tipo de iluminación son las luminarias con distribución de luz asimétrica. Para estas iluminaciones se suele recurrir tanto a proyectores como luminarias empotradas de suelo, en ambos casos dotados de ópticas asimétricas. Si la óptica elegida es la adecuada, la distancia óptima de la luminaria a la fachada sería 1/3 de la altura de la misma. Dentro de las ciudades, esto en muy pocas ocasiones se nos va a permitir, por lo tanto, dicha proporción la tomaremos siempre como referencia. La interdistancia entre luminarias se encontrará en una proporción entre 1,0 y 1,5 de la distancia de la luminaria a la pared. Se puede dar el caso que esta iluminación en vez de hacerse de abajo a arriba se realice de arriba hacia abajo. Los valores que se han dado serían los mismos.

iluminación de fachadas

Podemos tratar la fachada en vez de con luminarias de tipología puntual, hacerlo con luminarias de tipología lineal, en cuyo caso mantendríamos el criterio dado de distancia de la luminaria a fachada, pero no así, el criterio de interdistancia entre luminarias.

iluminación de fachadas

Acentos luminosos en fachadas

Para resolver una fachada con este método, primero se deberá establecer un criterio de aquellos elementos que contenga la fachada que se quieran destacar o enfatizar respecto al resto: columnas, capiteles, frisos, impostas, tímpanos etc.

Las dimensiones de estos elementos, así como sus características volumétricas serán los que nos hagan definir cómo iluminarlos: tamaño y posición de la luminaria,  distancia al elemento arquitectónico, distribución de luz de la luminaria, orientación, accesorios antideslumbrantes, etc.

En la actualidad tanto las familias de proyectores como de luminarias empotradas de suelo permiten una amplia gama de ángulos de irradiación. Desde Narrow spot (6º), Spot (~15º), Flood (>30º), hasta Wide flood (>80º). E incluso proyectores de óptica variable (lente de enfoque). De la misma manera estas luminarias para evitar posibles deslumbramientos, cuentan con toda una serie de accesorios que veremos más adelante.

Iluminación rasante para fachadas

Este método viene definido por su propio nombre. Las luminarias lineales se prestan adecuadas para este sistema de iluminación, disponiéndolas apenas separadas de la fachada y con un ángulo muy plano; al igual que con el primer sistema, la ubicación de luminarias puede ser tanto arriba como abajo de la fachada. Esta tipología de luminarias se integra perfectamente en la arquitectura de la fachada.

Esto es debido a sus dimensiones transversales de las mismas (45x45mm., 80x80mm.). Respecto a sus ópticas al igual que hemos visto en los proyectores, se dispone de una amplia diversidad.

Temperaturas de color en fachadas

Una vez escogido el sistema de iluminación, debemos tener muy en cuenta cual debe ser el color de la luz.  Para la elección de la temperatura de color se tendrá en consideración los materiales y colores de la fachada. Es habitual y deseable el uso de un solo tono. Pero no es descartable en según qué ocasiones la combinación de dos. Sin lugar a dudas, por ejemplo: una fachada de tonalidad arenisca lo deseable es que la temperatura de color sea cálida, si por el contrario es una fachada de piedra azul o gris lo deseable es que el tono sea neutro o frío. Por último, una opción más atrevida es la utilización de luminarias con fuente de luz RGBW que nos permite la selección de color entre millares de colores. Para este caso se deberá instalar un sistema de control de luz; de los que ya hemos hablado en otra ocasión en este Blog de iluminación.

Existen otros métodos de iluminación de fachadas; como son los sistemas dinámicos de color (RGBW) que no responden a los criterios comentados. También los sistemas de proyectores (RGBW) motorizados que permiten los movimientos de las cabezas de los mismos, produciendo un fuerte reclamo llamativo. Existen también, proyectores dotados de proyección de imágenes mediante gobos, etc. Pero como hemos indicado al principio, aquí íbamos a tratar los sistemas básicos.

Por último, para evitar la contaminación lumínica hay que verificar que las herramientas luminotécnicas estén equipadas con elementos que eviten la emisión de luz al cielo; cuando iluminamos de abajo hacia arriba, sin duda resulta complicado, pero se deberá recurrir a accesorios anteriormente mencionados: viseras, cilindros de apantallamiento, rejillas, etc.

Seguir Equipo Grupo Novelec:

El equipo de Product Managers de Grupo Novelec se implica y responde por cada una de las entradas de este blog. Todos parten de contrastada experiencia en sus campos y son referentes del sector.