¿Qué es una bomba de calor?

 

Una bomba de calor es una máquina térmica que extrae el calor de una fuente fría a otra caliente con gran eficacia. Las bombas de calor aprovechan la energía de una fuente natural, como el aire, el agua o la tierra para climatizar las estancias interiores. Las bombas de calor son capaces de suministrar más energía de la que consumen, de aquí su gran eficacia energética y la tendencia en instalarlas en todas sus aplicaciones.

 

Normalmente una bomba de calor es capaz de producir tanto frío como calor, a diferencia del aire acondicionado que solamente produce frío.

 

Ciclos de la bomba de calor

 

Compresión: El compresor transforma en calor la energía eléctrica y lo transmite al fluido refrigerante para elevar su presión y su temperatura.

 

Condensación:  El refrigerante pasa de estado gaseoso a estado liquido mediante el intercambiador de calor, donde el fluido cede su calor al foco caliente y al enfriarse se produce la reacción exotérmica.

 

Expansión: El fluido pasa por un dispositivo que genera una perdida de carga por lo que se produce una reducción de presión, reduciéndose la temperatura.

 

Evaporación: El evaporador está situado en la fuente fría y es donde se produce una reacción endotérmica (de absorción de calor) y se vuelve a iniciar el primero de los ciclos.

 

Nuestro proveedor Vaillant lo explica muy bien en este vídeo:

 

Tipos de bombas de calor

 

Bombas de calor según construcción

Dependiendo de la forma en la que están construidos los equipo pueden ser:

 

Compactos: Todas las partes del sistema se encuentran dentro de una misma carcasa.

 

Split: Tienen dos componentes separados, la unidad interior y la unidad exterior donde se aloja el compresor y la válvula de expansión. Se separan las dos partes con el fin de evitar los ruidos en el interior del habitáculo.

 

Multi-split: Constan de varias unidades interiores conectadas a una unidad exterior.

 

Bombas de calor según el origen y el medio de la energía
Aerotérmicas

Bombas de calor aire-aire: Son las más utilizadas en general y tienen como principal misión transformar el aire de una temperatura en otra.

 

Bombas de calor agua-aire: Aprovechan la energía que contiene el agua de los ríos, mares y residuales.

Hidrónicas

Bombas de calor aire-agua: Extraen la energía gratuita del aire exterior para convertirla en frío, calor y agua sanitaria.

 

Bombas de calor agua-agua: Extraen el calor para la calefacción del agua subterránea con radiadores de baja temperatura, ventiloconvectores o suelos radiantes.bomba de calor tipos y aplicaciones

Geotérmicas

Bombas de calor tierra-aire: Utilizan las propiedades naturales de la tierra para aportar calor y frío a un edificio

 

Bombas de calor tierra-agua: Aprovecha el calor contenido en el terreno y mediante una condensación por agua aportan calor o frío al edificio. Son poco habituales por el coste de las instalaciones.

 

En España alrededor del  78% de las bombas de calor utilizan energía aerotérmica frente a un 0,01% de hidrotérmica y geotérmica.

 

Bombas de calor según el funcionamiento

Reversibles: Tienen la posibilidad de funcionar tanto para calentar un ambiente como  para enfriarlo gracias a que puede invertir el sentido de flujo del fluido refrigerante gracias a una válvula.

 

No reversibles: Solamente tienen la posibilidad de funcionar en el ciclo de calefacción.

 

Termofrigobombas: Son capaces de producir frío y calor a la vez. 

 

Aplicaciones de las bombas de calor

 

Las principales aplicaciones de las bombas de calor son la climatización de viviendas, locales comerciales, hoteles, etc. Dependiendo del entorno y las necesidades que tenga cada usuario optara por una u otra. Sin embargo también tienen otros usos como el calentamiento de piscinas o en el sector industrial el calentamiento de agua en lavanderías o limpieza y en algunos procesos de secado como el del tabaco, los embutidos o la madera.

 

Es de recibo que las bombas de calor son eficientes, cómodas y limpias pero es importante conocer las características de la instalación y seleccionar el equipo idóneo que se adapte a las condiciones en cada época del año.

Relacionados

Calderas de gas: funcionamiento y tipos Las calderas de gas pueden ser de varios tipos y, dependiendo de su funcionamiento, su rendimiento o su consumo, pueden suponer un importante ahorro, ...
Evolución tecnológica: del primer aire acondiciona... La historia del enfriamiento artificial, más conocido como aire acondicionado, arranca en tiempos de los egipcios, que ya usaban técnicas para paliar ...
Ventilación inteligente: el futuro de las instalac... La ventilación inteligente se presenta como la metodología del futuro en la instalación de cualquier equipo de ventilación y climatización. Esto se de...
Climatización sostenible, 5 tips imprescindibles ¿Quieres saber lo que es la climatización sostenible? Con la alerta de nieve y las bajas temperaturas en casi todas las localidades de nuestro territo...