La preocupación por el aprovechamiento de recursos energéticos renovables, que todavía asumen una pobre repercusión en el consumo mundial de energía (con un modesto 10 %), avanza decididamente ante la seria amenaza de ver truncado el desarrollo sostenible.

 

Entre los más notables se encuentra la energía azul, una variante entre las energías renovables destinada a la generación de electricidad, emanada del potencial atesorado por la interacción física entre agua dulce y agua salada.

 

Raíces del aprovechamiento de este tipo de energías renovables

energía azul agua renovable

Los primeros indicios del concepto de energía azul están datados en los años 50, que fueron testigos de los trabajos de investigación de Loeb y Sourirajan que arrojaron como fruto un incipiente procedimiento de obtención de agua potable.

 

El proyecto fue matizado por Sindey Loeb transcurrida década y media, confrontando en un tanque dos cámaras, cada una de las cuales albergaba de forma excluyente agua salada y agua dulce. Entre ambos receptáculos interpuso una membrana semipermeable, comprobando un repunte de la presión provocado por el tránsito a través de la membrana del agua dulce hacia el compartimento de la salada. Dicha circunstancia, que generaba un aumento de volumen del agua en el tanque (equivalente a un salto de agua de 120 metros), fue interpretada por el investigador como idónea para conectar el depósito a una turbina de manera que esta transformase la energía mecánica en eléctrica. Una vez perfilado el método, lo denominó presión retardada por ósmosis.

 

Pero las excelencias del mismo fueron vanas, dada la imposibilidad, en función de la tecnología de la época, de fabricar membranas a costes que lo hicieran viable económicamente. Por ello, el sistema fue aparcado hasta su resurgimiento en 1997, cuando los avances en tecnología de membranas permitieron albergar esperanzas de lograr electricidad rentable por este medio.

Métodos de obtención de una de las más reputadas energías renovables

En síntesis, la obtención de esta energía deviene de esta manera:

 

1. El agua salada y el agua dulce ocupan dos compartimentos entre los que se interpone una membrana semipermeable.

 

2. El agua de río penetra en la cámara de agua de mar a través de la membrana.

 

3. Ello produce un incremento de presión en la cámara de agua salada que es canalizada por un conducto hacia unas turbinas activadas por la presurización a la que se ve sometida el agua.

 

Dicha obtención admite diversas técnicas, entre las que pueden citarse la ósmosis, la conversión térmica, el aprovechamiento de la fuerza mareomotriz y el empleo de aerogeneradores. En lo que atañe a la especialidad de ósmosis, puede efectuarse un desglose del siguiente tenor:

 

Ósmosis de gradiente salino: Se basa en una membrana semipermeable a determinados iones de la que se deriva una diferencia de presión osmótica que activa una turbina o una electrodiálisis inversa.

 

Ósmosis por presión retardada, antes descrita a propósito del experimento de Loeb.

energía azul agua salada electricidad

– Un tercer método, en vías de experimentación laboratorial, consiste en captar energía de la mezcla de agua dulce y salada intercalando cargas cíclicas de electrodos en agua salada y en agua dulce.

 

El inicialmente prohibitivo coste de producción de las membranas ha evolucionado muy favorablemente gracias a la aparición de unidades basadas en polietileno electromodificado. Ello ha abierto significativamente las puertas a la explotación de la energía azul.

Un modelo de energías renovables ampliamente justificado

Sensibles son las ventajas de la energía azul que justifican los intentos de adecuarla a la dinámica rutinaria de obtención de electricidad. Entre ellas sobresalen dos: no emitir dióxido de carbono y garantizar un caudal uniforme de electricidad al ser ajena a las condiciones meteorológicas. Pero como se ha explicado, todavía queda un largo trecho por recorrer para hablar de una producción a gran escala.

 

Puedes profundizar en el tema de las energías renovables consultando este apartado de nuestra web.

Relacionados

¿Cómo funciona el cargador del coche eléctrico? ¿Sabes cómo funciona el cargador del coche eléctrico? La movilidad eléctrica avanza lenta pero segura. Tras un repunte de ventas en España en el últim...
Tipos de placas solares y sus características La energía solar está cada vez más presente en nuestras vidas y es uno de los grandes protagonistas hacia la transición renovable. ¿Conoces qué tipos ...
Energía fotovoltaica: el plan de la UE para el año... Los diferentes gobiernos europeos y el Parlamento Europeo alcanzaron un acuerdo en el que extienden algunas de las medidas del Horizonte 2020 para el ...
Autoconsumo: Bonificaciones fiscales Las instalaciones fotovoltaicas para el autoconsumo son cada vez más eficientes tanto en su desarrollo tecnológico como en costes y es por eso que se ...