¿Qué es un centro de procesamiento de datos (CPD) y cómo funciona?

publicado en: Redes VDI | 0

El uso de un CPD (centro de procesamiento de datos) parece haberse generalizado en estos tiempos. A continuación, te explicamos, entre otros factores, en qué consiste, su tipología y cuál es su papel.

¿Qué es exactamente un CPD?

Una instalación donde se centralizan todas las operaciones y la infraestructura TI para almacenar, procesar, tratar y difundir aplicaciones y datos. El CPD suele estar formado por varios servidores (principalmente de redes y almacenamiento) y por los activos más importantes de una organización.

Los centros de datos pueden ser relativamente pequeños y ocupar una sala u oficina. Pero también pueden ser gigantescos espacios. En todos ellos, la seguridad (tanto física como lógica) y confiabilidad son dos de los aspectos más importantes y cruciales para su operación y mantenimiento.

Tipos de centros de procesamiento de datos

En 2005, el Instituto Nacional Estadounidense de Estándares (ANSI) y la Asociación de la Industria de las Telecomunicaciones (TIA) publicaron una serie de estándares para los centros de datos. Estos documentos establecen cuatro niveles o tipos de CPD, cada uno de ellos con sus respectivas pautas de diseño e implementación.

Por hacernos una idea, un centro de datos de nivel uno es básicamente una sala de servidores modificada, mientras que un centro de datos de nivel cuatro tiene los niveles más altos de confiabilidad y seguridad del sistema.

Componentes de un centro de datos

En cualquier caso, e independientemente de su tamaño o clasificación, los centros de datos suelen estar compuestos por una serie de elementos técnicos comunes, que se pueden dividir en cuatro grandes áreas:

centro de procesamiento de datos CPD

Computación: la memoria y la potencia de procesamiento para ejecutar las aplicaciones, generalmente proporcionada por servidores de alta gama.

Almacenamiento: los datos importantes de la empresa se almacenan en diferentes soportes. desde cintas hasta unidades de estado sólido, con múltiples copias de seguridad.

Redes: interconexiones entre los componentes del centro de datos y el mundo exterior, incluidos enrutadores, conmutadores, controladores de entrega de aplicaciones y más

Seguridad: como veíamos antes, la seguridad de la propia instalación ante caídas de tensión, desastres naturales, incendios, robos o accesos no autorizados es una parte fundamental de los CPD, quienes también refuerzan la seguridad de todos los datos que gestionan y almacenan.

El papel del centro de datos

Tras haberte explicado los distintos tipos existentes, consideramos esencial aclararte cuál es la verdadera importancia de un centro de procesamiento de información. Su papel es básico para el correcto tratamiento de los datos generados por una empresa.

A grandes rasgos, su funcionamiento es similar al de tu ordenador o dispositivo móvil cuando entras a internet. Es decir, hay un servidor conectado a una red local que envía paquetes de datos a través de un enrutador. Esta trasmisión se consigue a través de redes de cable o inalámbricas y los datos se envían primero a tu compañía de internet y luego a tu dispositivo.

Consultar un centro de datos sigue el mismo procedimiento. Su uso permite disfrutar de las siguientes funciones:

  • Emplear aplicaciones destinadas a aumentar la conectividad y la productividad. Es el caso del correo electrónico de la empresa.
  • Facilitar la posibilidad de realizar transacciones de comercio electrónico de enorme volumen.
  • Almacenar, gestionar, recuperar datos y realizar copias de seguridad.
  • Sacarle el máximo partido posible a los macrodatos, a la inteligencia artificial y al aprendizaje automatizado de los equipos utilizados.

Todo dependerá del tamaño y del tipo de funciones que quieras que tenga, ya que un centro de procesamiento de datos nunca es idéntico a otro. Gracias a su escalabilidad, es mucho más fácil conseguir un producto a medida. Lo que nunca debes olvidar es el uso de medidas de protección (también físicas) para proteger la información almacenada.

centro de procesamiento de datos cpd

¿Cómo se construye un centro de datos?

¿Te hemos sorprendido? Posiblemente pensabas que es posible comprar un centro de estas características, pero no es así. Ten en cuenta que, en ocasiones, se trata de una opción compartida por varias empresas y que existen varios factores, como el almacenamiento virtual, que has de valorar antes de tomar la decisión final. Estos son los puntos más importantes de su construcción:

  • Su localización. Generalmente se siguen las recomendaciones y propuestas establecidas en la norma estándar TIA 942, en el cual se valora la posibilidad de ampliar la instalación de ser necesario. Además, tampoco se puede instalar en una zona de riesgo sísmico o de inundaciones. Igualmente, la conexión a internet (por fibra) y a la red eléctrica ha de ser estable, segura y fiable.
  • Sus sistemas de control de temperatura. Es crucial instalar al menos uno que permita la refrigeración constante de los servidores. Por otro lado, se debe mantener una temperatura constante y evitar la entrada de humedad.
  • Los equipos a utilizar. Una vez más, dependerá del uso final. Sin embargo, recuerda que deberás instalar equipos de hardware, software, networking, servidores, infraestructuras (enrutadores y conmutadores), espacios para el almacenamiento de datos y otros elementos de seguridad informática.

En definitiva, se parte de una norma fija, pero has de ir incorporando todo aquello que aumente su funcionalidad. Si sigues nuestras directrices, seguro que te resulta algo más sencillo saber a qué vas a enfrentarte.

Un sector en crecimiento y tendencias futuras

Hace unos tres años, lo habitual era que cada empresa construyese uno. Ahora, sobre todo tras la llegada de la IaaS, lo habitual es el uso de centros de datos virtuales.

De hecho, en 2019 las empresas invirtieron más en estas opciones que en los centros de datos físicos. El 50 % de todos los servidores que se vendieron fueron adquiridos por empresas que ofrecen almacenamiento en la nube.

¿Queremos decir que los centros de procesamientos de datos físicos van a desaparecer? No, ya que siguen siendo necesarios para aquellas empresas que combinan el almacenamiento físico con el virtual.

cpd centro de procesamiento de datos

La pandemia de la Covid 19 no ha hecho sino acelerar la importancia de los Centros de Datos. El año pasado en Europa su consumo energético estableció un nuevo récord que se espera que se vuelva a romper en este 2021.

Sin embargo, esto no quiere decir que los centros de datos locales vayan a desaparecer. Siguen siendo un recurso fundamental para la infraestructura de las empresas, quienes siguen teniendo en la nube híbrida una parte importante de su apuesta tecnológica.

Con la irrupción y amplios despliegues de elementos IOT han aparecido nuevos paradigmas en la arquitectura de despliegue, con la llamada Edge Computing que “permite que los datos producidos por los dispositivos de la internet de las cosas se procesen más cerca de donde se crearon en lugar de enviarlos a través de largas recorridos para que lleguen a centros de datos y nubes de computación”.

Esperamos haberte dado todas las claves para que entiendas la importancia de un Centro de procesamiento de datos (CPD) en una empresa. El futuro nos aclarará cuál será su próxima versión y si su adaptabilidad continúa siendo su punto fuerte.

Seguir Equipo Grupo Novelec:

El equipo de Product Managers de Grupo Novelec se implica y responde por cada una de las entradas de este blog. Todos parten de contrastada experiencia en sus campos y son referentes del sector.