Monitorización de la calidad del aire

publicado en: IoT | 0

Si bien es cierto que la monitorización de la calidad del aire siempre ha sido un aspecto elemental para disminuir los agentes contaminantes, no podemos negar que desde el comienzo de la pandemia causada por COVID-19 estas medidas se volvieron indispensables.

Para que les ofrezcas a tus clientes una instalación de calidad, te dejamos información que te resultará sumamente útil.

¿Por qué es importante monitorizar la calidad del aire en tiempos de pandemia?

Todos conocemos las medidas preventivas del COVID-19. Dentro de ellas destacan el lavado de manos, el uso del gel bactericida, el uso indispensable de la mascarilla y evitar el contacto con otras personas en espacios abiertos.

Pero ¿eso quiere decir que los ambientes cerrados son un lugar seguro? Lamentablemente, la respuesta es no. Por esta razón, es elemental prestar especial atención a la monitorización del aire en tiempos de pandemia.

Como es sabido, el COVID-19 es un agente altamente infeccioso que puede sobrevivir durante horas en el aire.

Y si se trata de espacios con poca ventilación, el riesgo de contagio puede ser incluso más elevado que en lugares públicos.

¿Cuál es la relación entre la probabilidad de contagio de COVID-19 y la concentración de CO2?

Es importante destacar que para que haya contagios dentro de un lugar cerrado (hogares, escuelas, guarderías, hospitales y oficinas, entre otros), el virus debe estar presente.

Y aunque los sensores de aire aún no tienen la función específica de detectar la carga viral del COVID-19 en el aire, sí que pueden determinar los niveles de CO2 en las mencionadas estancias.

En este sentido, si las medidas de dióxido de carbono están por encima de lo normal (y lo aconsejado para espacios cerrados), se puede deducir que los agentes contaminantes también son mayores a los recomendados para la salud humana.

Por ende, el riesgo de propagación del COVID-19 también aumenta. Por supuesto, cada espacio tiene características distintas que condicionarán los niveles óptimos de CO2.

Según algunas recomendaciones, ¿a partir de qué nivel se recomienda abrir ventanas?

La primera solución para disminuir los niveles de CO2 es abrir la ventana. Sí, así de simple. De esta manera el aire concentrado podrá fluir para darle paso a un ambiente más limpio y saludable.

Niveles de CO2 recomendados

Por su parte, los niveles máximos de CO2 recomendados son, como mencionamos anteriormente, variados, pues dependen de muchos factores. No obstante, algunas organizaciones ponen algunas cifras límites que podemos tener como referencia[1].

450 ppm en las aulas, las guarderías y los hospitales es el nivel adecuado, pues son lugares donde es común la presencia de niños y personal de salud. En sitios de ocio y locales y hogares, la cantidad de CO2 puede llegar a 600 ppm.

Sensor Decentlab DL-IAM

Por supuesto, medir la calidad del aire es una tarea de los sensores instalados en el interior de los espacios que ya hemos mencionado.

En esta ocasión, te recomendamos el sensor Decentlab DL-IAM, que, además de monitorizar los niveles de CO2, también puede medir otros aspectos relevantes para determinar la calidad del aire.

La temperatura, la humedad relativa, la presión barométrica, luminosidad, y el movimiento de personas son algunos de los elementos que también capta el sensor Decentlab DL-IAM, gracias a la tecnología LoRaWAN, alimentados por baterías que eliminan la necesidad de usar cables para su instalación.

Como verás, los sensores son excelentes herramientas que pueden ayudar a mitigar la propagación del COVID-19, así que no dudes en recomendarlos a tus clientes.

  1. Covid-19 un contaminante que flota en el aire

Seguir Equipo Grupo Novelec:

El equipo de Product Managers de Grupo Novelec se implica y responde por cada una de las entradas de este blog. Todos parten de contrastada experiencia en sus campos y son referentes del sector.