La soldadura a gas es uno de los procesos primigenios de soldadura de materiales y aleaciones, por tanto es uno de los más desarrollados en el sector para la soldadura de metales. En la actualidad existen otros procesos que se adaptan a nuevas necesidades, pero este modelo de trabajo sigue teniendo importancia para la unión de cobres, aluminios y diferentes metales. Explicamos la soldadura y los gases para soldar.

gases para soldar

 

Soldadura a gas

El proceso utiliza oxígeno, nitrógeno o argón y un gas combustible a través de una tubería especializada dirigida hacia un soplete. El flujo de ambos gases se regula mediante válvulas de presión, es mezclado en una cámara y, después, hacia el soplete por una boquilla de salida. Esta boquilla controla el tamaño del flujo de gas, que comienza la combustión a partir de un sistema de encendido. La llama calienta y funde materiales de unión como el estaño, el bronce, el zinc o el acero para enlazar las superficies de trabajo.

Tipos de mezcla para soldadura a gas

Los tres gases más utilizados son el oxígeno, el nitrógeno y el argón. Estos tres elementos se extraen del aire a gran escala y son utilizados en una gran variedad de procesos de elaboración de casi todos los sectores de la industria. La obtención de estos gases se realiza mediante un proceso especializado de fraccionamiento del aire que separa los elementos individuales.

En primer lugar, el oxígeno es un elemento indispensable para la vida. Forma parte de la mayoría de los procesos de oxidación y combustión de la naturaleza, por lo que resulta necesario para muchos sectores distintos de la industria. En el caso de la soldadura, el oxígeno participa de la mezcla en la soldadura autógena. Este tipo de soldadura no precisa un material de unión, sino que funde las superficies de soldadura produciendo así los enlaces necesarios. Se utiliza en casi todos los tipos de soldadura industrial de metales. También se utiliza para determinadas soldaduras de corte con determinados materiales. El suminstro de este material puede hacerse en botellas de alta presión de distintos tamaños. A través de gaseoductos o en instalaciones de plantas de generación en el propio lugar de trabajo.

En segundo lugar, el nitrógeno es un gas no disoluble y no combustible. Su temperatura de ebullición es muy baja, por lo que es un magnífico aliado en procesos de refrigeración o congelación. Este gas se utiliza como elemento auxiliar en soldadura de corte y como protección en otro tipo de proyecto. De igual manera que el oxígeno, se suministra en botellas de alta presión, camiones cisterna, instalación de generación propia o a través de conductos de gas en red.

En último lugar, el argón es un gas de protección perfecto. Se utiliza como estabilizador y protector de zonas concretas en trabajo a altas temperaturas. El suministro de este elemento es diferente al de los anteriores gases. Se limita a botellas y contenedores de líquido de tamaño mediano o pequeño o en suministro a granel de líquido a través de camiones cisterna. En este caso no se dispone de una red de gas.

Diferentes gases para diferentes propósitos

La utilización de uno u otro elemento depende del tipo de actividad que se vaya a realizar y, sobre todo, de los materiales con que se vaya a trabajar. De esta manera, existen gases de protección para aceros según su diferente nivel de aleación, según el material de la misma, y según el tipo de industria donde se vaya a disponer del elemento. La buena elección de la mezcla facilita el rendimiento de la soldadura para su propósito específico, lo que aporta una considerable reducción del desembolso económico.

Relacionados

Plan movea 2017: claves que debes conocer El plan movea 2017 ha llegado, ofreciendo un total de 14,26 millones de euros. Estos dan opción a la compra de vehículos eléctricos, instalación de pu...
CableApp, la aplicación móvil de Prysmian para cal... La empresa líder mundial ha lanzado recientemente un software para ayudar a los profesionales a elegir el cable necesario para cada instalación, en té...
La fontanería a través de la historia La fontanería como actividad humana es relativamente reciente, ya que las primeras instalaciones rudimentarias las encontramos en la época del Imperio...
Tradición e innovación en el nuevo interruptor de ... Forma y funcionalidad se unen bajo este moderno interruptor que nos trae la marca nacional Simon y que cruza la frontera de lo analógico a lo digital ...