La fontanería como actividad humana es relativamente reciente, ya que las primeras instalaciones rudimentarias las encontramos en la época del Imperio Romano. De esta época conservamos algunos acueductos, como los de Segovia y Mérida, auténticas obras de albañilería y fontanería para proveer de agua a la población.

la historia de la fontanería

La fontanería en Roma

Los ingenieros de la antigua Roma diseñaron baños, fuentes y cloacas para evacuar el agua sucia, mediante un sistema de tuberías fabricadas en arcilla. Estas tuberías rudimentarias, los primeros materiales de fontanería conocidos, se ocultaban bajo el suelo y proporcionaban agua a las fuentes de los palacios.

Una de las redes de alcantarillado más antigua es la Cloaca Máxima, del año 600 a. C. Esta cloaca o alcantarilla mayor fue excavada en el subsuelo y atravesaba la ciudad de nordeste a sudoeste. Contaba con numerosas bifurcaciones para conducir las aguas residuales de los palacios y los baños públicos, no así de las viviendas particulares.

Multitud de canales, puentes y acueductos se repartían por todo el imperio, para abastecer de agua a toda la población. El aumento considerable de la higiene personal supuso, al mismo tiempo, la disminución de plagas y enfermedades.

Pero los romanos fueron, además, conscientes de la importancia de mantener en buen estado las instalaciones de fontanería, lo que dio origen a la especialización de un grupo de trabajadores: los aquarri, los fontaneros en la actualidad. Ellos se encargaban de limpiar regularmente los canales y mantener limpios los depósitos de agua.

La fontanería en la Edad Media

Después de la caída del Imperio Romano en Europa se sintió un desprecio absoluto por todo lo que provenía de él, incluida la costumbre de los baños. Las instalaciones de fontanería dejaron de utilizarse y, en su lugar, las aguas fecales eran arrojadas a cualquier sitio. Esta falta total de saneamiento propició las plagas de ratas en las ciudades y la propagación de enfermedades. La peste negra mató a más de 100 millones de personas en el siglo XIV; la viruela y el cólera eran enfermedades comunes entre la población, que carecía de una red de saneamiento adecuada.

La bomba de Road Street

En el siglo XIX la tasa de mortalidad infantil en Inglaterra se situaba entre el 25% y el 70%. En Londres el abastecimiento de agua se hacía mediante bombas y pozos comunales y los residuos de todo tipo se vertían en los llamados pozos negros o directamente al Támesis.

Durante el brote de cólera de 1854 el Dr. John Snow investigó directamente la causa de la enfermedad, llegando a la conclusión de que era el agua contaminada con materia fecal la causante de tantas muertes. Con una gran resistencia por parte de la comunidad científica, cartografió los pozos de agua en un plano del Soho y encontró el origen en el pozo de Broad Street. Cuando la bomba del pozo se clausuró los casos de cólera comenzaron a disminuir hasta desaparecer. A partir de ese momento la preocupación por una adecuada canalización del agua no ha dejado de aumentar hasta llegar a nuestros días.

La fontanería en la época moderna

La fontanería moderna podemos situarla a finales del siglo XIX, con la utilización de tubos de hierro fundido. Estos tubos, destinados a conducir el agua, eran soldados mediante un quemador de plomo que derretía el metal sobre las uniones, haciendo que el plomo quedara en contacto con el agua. Actualmente este sistema está prohibido ya que el desgaste de las tuberías por la fricción con el agua propicia que se desprendan partículas de plomo que llegan a los consumidores mezcladas con el agua. El hierro fundido ha sido sustituido por otros materiales de fontanería como el cobre, acero, PVC o polipropileno, que se sueldan con distintos materiales no contaminantes.

Relacionados

Ahorro asegurado con los perlizadores de agua Al contrario de lo que mucha gente cree, los perlizadores de agua tienen un coste muy reducido y apta para los bolsillos. Una pequeña inversión que, a...
Grifería para baños y cocinas: modelos A la hora de reformar una vivienda o local comercial, lo ideal, es prestar atención a cada uno de los detalles. La fontanería es una parte esencial de...
Aislamiento térmico de tuberías: ahorro energético... Se sabe que el aislamiento térmico es la clave del ahorro energético, pero generalmente se piensa solo en las ventanas y en otros materiales de constr...
Todo lo que necesitas saber sobre el gas natural: ... El gas natural es un combustible fósil formado a base de gas metano, etano, butano, propano y otros hidrocarburos más pesados. Este se consigue del su...