¿Qué es un purgador?

Aparato que elimina de una instalación una sustancia que, por su presencia o exceso, dificulta el funcionamiento de esta.”

 

Así pues, en una instalación de radiadores de calefacción, es esencial la presencia de los purgadores para liberar las bolsas de aire que se forman en el circuito y que impiden un funcionamiento óptimo de la instalación.

 

Es posible que al activar la calefacción la primera vez, después de un tiempo de inactividad, oigamos unos ruidos extraños o nos demos cuenta que algunos radiadores no funcionan o solo lo hacen en su parte inferior. Estos son los problemas derivados de tener bolsas de aire en el interior del circuito de calefacción y es importante solucionarlos ya que podrían derivar en averías importantes con el paso del tiempo.

Tipos de purgadores para calefacción

Purgadores Manuales

purgar circuito calefaccionExisten varios tipos de purgadores manuales diferenciados por los materiales (metálicos o plásticos), según el tipo de rosca, etc… Estos aparatos se instalan en el radiador como si fuera un tapón, y se pueden abrir y cerrar mediante un destornillador, dejando salir en ese momento tanto el aire como el agua del circuito. Son los más comunes en las instalaciones de hoy en día y suelen ser más duraderos.

Purgadores Automáticos

Son prácticamente igual que los manuales, también se instalan como un tapón, pero en este caso tienen diferentes sistemas de detección de aire en el sistema abriéndose automáticamente y dejando pasar el aire acumulado.

 

Existen los de “boya” que como su nombre indica, mediante una boya en el interior regulan el aire del radiador. Cuando hay aire, la boya baja y el sistema lo libera automáticamente. Estos sistemas pueden dar problemas con el tiempo debido a la cal y el óxido de la propia instalación pero son muy adecuados para los radiadores de difícil acceso.

 

Otro tipo de purgadores automáticos son los de membranas de cartón prensado que detectan la presencia de agua para regular el aire del circuito. En este caso cuando las membranas están secas dejan salir el aire del circuito y cuando el agua sube otra vez y moja la membrana vuelve a cerrarse el purgador automáticamente.

 

También existen fabricantes que utilizan sistemas mixtos como el de boya y membranas de cartón a la vez.

¿Cómo purgar un radiador?

 

Antes de empezar la temporada de uso de la calefacción, es importante comprobar el circuito y todos sus componentes así como la cantidad de aire que se puede haber acumulado. En el caso que tengamos purgadores automáticos, es fundamental comprobar que el purgador funciona correctamente y en caso contrario será necesario cambiar el purgador por completo.

 

En cambio si disponemos de purgadores manuales, es necesario purgar al menos una vez al año o siempre que encontremos anomalías en el sistema.

 

Lo primero que debemos hacer es encender la calefacción y dejar que el sistema se caliente, podemos dejar pasar unos minutos. Después, con la ayuda de un destornillador y un recipiente abriremos cada purgador uno por uno y dejaremos salir el aire que pueda contener hasta que solo salga agua. Es posible que en algún momento salga agua con burbujas pero debemos purgar hasta que únicamente salga agua.

 

Una vez repetido el proceso con todos los radiadores, es importante comprobar la presión y regular el caudal de agua del sistema. Si la presión ha bajado tendremos que aumentar el caudal de agua hasta conseguir la presión recomendada para nuestra caldera.

 

Si la instalación sigue sin calentar lo suficiente o necesita purgas muy frecuentes, es probable que necesite una revisión por un técnico especialista ya que es un claro síntoma de un mal funcionamiento del sistema.

 

El hecho de realizar este tipo de tareas puede parecer en ocasiones engorroso, pero con el tiempo es muy probable que ahorres tanto en mantenimiento como en energía dándose así también una mayor responsabilidad con el medio ambiente. Según algunos estudios, entre un 46% y un 70% de la energía empleada en una vivienda está dedicada a la calefacción, es por eso que mantener en óptimas condiciones la instalación es un paso para la eficiencia energética, el ahorro y el confort.

purgar radiadores sistema calefacción

 

Relacionados

Todo sobre las griferías termostáticas Las griferías termoestáticas son grifos que permiten mezclar el agua a una temperatura deseada constante, aunque se cambie el caudal del agua, lo cual...
Toda la protección que te ofrece el impermeabiliza... El impermeabilizante producido por el fabricante experto Collak se lleva utilizando para la impermeabilización desde hace más de 40 años. Consisten en...
Comienza la Expo biomasa 2017 La ciudad de Valladolid se convertirá otra vez en el centro neurálgico de las energías renovables al ser la sede de la Expo biomasa 2017, que reúne a ...
La instalación de Junkers Easy Control CT 100 revo... El Junkers Easy Control CT 100 es un controlador vía wifi de Junkers, diseñado para el control de la calefacción mediante wifi.Este sistema se pue...