Los aparatos eléctricos y electrónicos son los que funcionan con electricidad o mediante un campo electromagnético. Los residuos de los aparatos eléctricos y electrónicos se han denominado RAEE, y en el grupo se incluye también el diverso material eléctrico que los compone, y las subunidades del dispositivo. Se consideran como residuos de este tipo tanto los que proceden del uso doméstico como profesional o industrial.

La clasificación general de los RAEE consta ente otros, de los electrodomésticos grandes y pequeños (como un frigorífico o una aspiradora, respectivamente), los aparatos médicos, máquinas expendedoras o herramientas eléctricas.

 

material eléctrico y electrónico

 

Motivos para reciclar el material eléctrico y electrónico

El reciclaje ha dejado de ser una alternativa, para pasar a ser una necesidad vital. Cada año se producen 40 millones de toneladas de residuos eléctricos y electrónicos en todo el mundo, a los que urge dar una salida responsable.

Se ha de buscar una solución respetuosa con el medio ambiente, eficiente industrialmente, y que pueda traer al mismo tiempo beneficio a las empresas:

– Los RAEE contienen materiales que son plenamente recuperables. Y si se recupera un recurso quiere decir que se deja de extraer en la naturaleza, haciendo el ciclo sostenible. El ahorro industrial en la producción de nuevas materias primas es ingente, y metales como cobre, plata y oro, son completamente extraíbles de dispositivos ya utilizados.

– Se evita la contaminación generada en los procesos de producción, por disminución de gases invernaderos como el CO2, o por recuperación directa de elementos tóxicos, como el plomo o el mercurio, altamente contaminante, tanto para la salud humana como para el medio ambiente

– Se crean nuevos empleos y nuevos tipos de negocios encaminados a la gestión del reciclaje de estas unidades en todas sus etapas. Esto resulta muy beneficioso para el saneamiento y el desarrollo económico sustentable.

– La eficiencia energética se ve también incrementada. Por ejemplo, el reciclaje de aluminio implica un 95 % menos de energía que su producción desde materia prima original. Los plásticos reciclados ahorran un 70 % de energía, el vidrio un 50 % y el acero hasta un 60 %.

Otras opciones

Una alternativa que puede favorecer y complementar el proceso de reciclaje es el diseño y fabricación de productos libres de obsolescencia, la cual reduce artificialmente su vida útil con motivo de acelerar la demanda.

En esta línea, también resulta muy interesante la idea de que los fabricantes puedan comprometerse a facilitar el reemplazamiento o sustitución de las piezas, para que los dispositivos eléctricos y electrónicos puedan ser reparados.

Logística del reciclaje

Todos los responsables han de implicarse y de comprometerse con el fin común de proporcionar diversas salidas a cada elemento, según sus funciones y características.

Administración, empresas y consumidores deben concientizarse acerca de la trascendencia de estas operaciones.

Así, una vez que los diversos dispositivos son entregados y recolectados se ha de proceder a su recogida. Después se han de almacenar, clasificar, desmontar y separar. Obviamente hay componentes peligrosos que deben tratarse específicamente.

Algunos materiales se podrán triturar, fundir, o será necesaria su extracción química, dependiendo del caso, revalorizándolos así de nuevo para su comercialización.

Futuro

La eficiencia de todo el proyecto pasa por garantizar el cumplimiento de todas las etapas. Es vital que el usuario concienciado pueda entregar por ejemplo, sus pequeños aparatos electrodomésticos (PAE) en los comercios locales, implicando a los productores en la gestión responsable desde el comienzo

Igualmente, han de haber puntos de entrega municipales, con capacidad de almacenamiento específico para estos dispositivos, dando con todo ello comienzo a la cadena del reciclaje.

Si desea, puede seguir informándose sobre este tema y sobre la legislación vigente al respecto de los RAEE.

 

Relacionados

Optimización en sistemas de iluminación Los sistemas de iluminación eficientes deben procurar intervenir en dos aspectos: el máximo confort visual con el mínimo consumo de energía. El reto m...
Nueva Axolute Air, la revolución sutil de BTicino La compañía de origen italiano presenta su propia revolución: se trata de Axolute Air, la nueva y ultrasutil gama de Axolute en línea con las tendenci...
El reciclaje de lámparas y luminarias, una apuesta... La tendencia hacia una economía más eficiente y la apuesta firme de la Unión Europea por la economía circular no se detiene. Todos los productos son s...
Nueva normativa de cables. Las novedades CPR La normativa para productos y materiales de la construcción (CPR) se corresponde con la regulación por mandato ley de la Comunidad Económica Europea p...