El etiquetado de eficiencia energética está presente desde hace ya varios años en todos los electrodomésticos, aparatos de climatización y una gran variedad de productos.

Con el etiquetado de eficiencia, se pretende que el consumidor tenga en cuenta la eficiencia energética del aparato que va a adquirir de una forma sencilla e intuitiva, para así promover el ahorro energético entre los usuarios de los países de la Unión Europea, al mismo tiempo que se pretende fomentar que los fabricantes inviertan en la mejora de la eficiencia de los diversos aparatos.

 

etiquetado de eficiencia

¿En qué consiste el etiquetado de eficiencia energética?

Este etiquetado indica el consumo del aparato en una escala entre A y G, siendo A (indicada en color verde) la más eficiente y G (representada en color rojo) la menos eficiente.

Sin embargo, la mejora constante de la eficiencia de los dispositivos ha llevado a que, cuando existen muchos aparatos del mismo tipo con eficiencia A, se pueden incorporar a esta escala tres valores de mayor eficiencia energética: A+, A++ y A+++, siendo este último el valor que indica la mayor eficiencia.

Un estándar en la Unión Europea

La información que aparece representada en la etiqueta de eficiencia energética es un modelo estándar para los países miembros de la Unión Europea. Dicho etiquetado aparece regulado en las Directivas de Ecodesign (2009/125/EC) y en la Directiva 2010/31 de eficiencia energética, por lo que se ciñe estrictamente a la legislación comunitaria en el ámbito del consumo energético.

Información que ofrece la etiqueta de eficiencia al consumidor

Además de la ya mencionada información de eficiencia energética en una escala de siete bandas comprendidas entre A y G (o entre A+++ y D para los aparatos más eficientes), el etiquetado de eficiencia incluye otras informaciones:

– Nombre del proveedor o marca del producto, junto con la identificación del modelo

– Consumo de energía anual.

– Pictogramas que destacan algunas de las características del producto (varían según el tipo de producto).

¿Qué aparatos y productos llevan este etiquetado?

Los productos que, según lo establecido en la reglamentación de la Unión Europea, requieren de forma obligatoria este tipo de etiquetado, son:

– Sistemas de climatización y aire acondicionado.

– Aparatos de cocina de uso doméstico.

– Lavavajillas.

– Aparatos de calefacción local, radiadores y calentadores.

– Bombillas de todo tipo.

– Aparatos de refrigeración.

– Calderas de combustible sólido.

– Secadoras, televisores, aspiradores, lavadoras y unidades de ventilación.

Un etiquetado sencillo y con gran éxito

Como hemos dicho, el objetivo principal de este etiquetado es que el consumidor tenga en cuenta la eficiencia energética del aparato que va a adquirir. Para ello, es necesario que este etiquetado sea de lo más sencillo, con una disposición de datos agradable y poco confusa. Del mismo modo, el diseño debe mostrar la información al usuario de forma intuitiva, pues el objetivo es que cualquier persona pueda entenderlo.

Por ello, este etiquetado se ha convertido en uno de los grandes éxitos de la Unión Europea, puesto que se ha popularizado hasta el punto de que se estima que un alto porcentaje de los usuarios comprueba la etiqueta de eficiencia energética a la hora de comparar varios productos de la misma categoría.

Una futura revisión de la escala de eficiencia energética

El cumplimiento de los objetivos del etiquetado de eficiencia (contribuir a que el usuario compare diversos aparatos según su eficiencia y lograr que las empresas inviertan en el desarrollo de productos más eficientes) ha llevado a que la escala A-G haya sido desplazada casi por completo por la A+++-D.

Por este motivo, el Parlamento Europeo, ha aprobado recientemente una revisión de la escala de eficiencia energética que propone eliminar los diversos A+ y volver a una escala A-G con unos nuevos criterios de clasificación (A+++ se convertiría en A, A++ sería B y así sucesivamente). Esta revisión está prevista para finales del año 2019.

Puedes encontrar más información sobre el etiquetado de eficiencia energética aquí.

Relacionados

Los proyectos de energías renovables más ambicioso... El uso de combustibles fósiles para la generación de energía disminuye a medida que aumenta la preocupación por las emisiones de CO2 y su impacto en c...
La climatización de edificios en la Smart City Concepto de Smart cityEl concepto de Smart City o ciudad inteligente es un término que surge en los últimos años con el objetivo de construir ci...
Los proyectos de auditoría energética permiten aho... Todos sabemos de la importancia de la eficiencia energética tanto para un buen aprovechamiento de los recursos naturales como para el ahorro de costes...
¿Qué es lo que mayor consumo energético necesita u... La calefacción es lo que mayor consumo energético necesita un hogar. Así lo reflejan diversos estudios llevados a cabo por el Instituto para la Divers...